Nombre cientifico cola de caballo

Nombre cientifico cola de caballo

Nombre del filo de la cola de caballo

Las Equisetaceae son la única familia superviviente de los Equisetales, un grupo con muchos fósiles de grandes plantas arbóreas que poseían tallos acanalados similares a las colas de caballo modernas. La Pseudobornia es el pariente más antiguo conocido del Equisetum; creció a finales del Devónico, hace unos 375 millones de años, y está asignada a su propio orden.

Todas las colas de caballo vivas se incluyen en el género Equisetum. Pero hay algunas especies fósiles que no son asignables al género moderno. Equisetites es un «taxón basurero» que reúne todo tipo de grandes colas de caballo del Mesozoico; es casi seguro que es parafilético y probablemente justificaría su inclusión en Equisetum. Sin embargo, aunque es probable que algunas de las especies situadas allí sean ancestrales a las colas de caballo modernas, se ha informado de un crecimiento secundario en otras Equisetites, y éstas probablemente representen un linaje de cola de caballo distinto y ya extinto. Equicalastrobus es el nombre dado a los estróbilos fósiles de cola de caballo, que probablemente pertenecen en su mayoría o en su totalidad a las plantas (estériles) situadas en Equisetites[2].

Wikipedia

Equisetum arvense, la cola de caballo de campo o cola de caballo común, es una planta herbácea perenne de la subclase Equisetidae (colas de caballo), nativa de las regiones árticas y templadas del hemisferio norte. Tiene tallos estériles no reproductivos y fértiles con esporas que crecen a partir de un sistema de tallos rizomatosos subterráneos perennes. Los tallos fértiles se producen a principios de la primavera y no son fotosintéticos, mientras que los tallos estériles verdes empiezan a crecer después de que los fértiles se hayan marchitado y persisten durante todo el verano hasta las primeras heladas de otoño[2][3] A veces se confunde con la cola de yegua, Hippuris vulgaris[4].

El epíteto específico arvense procede del latín «arvum», que significa «arado», en referencia al crecimiento de la planta en suelos cultivables o zonas alteradas. El nombre común «cola de caballo» hace referencia al aspecto de la planta que, cuando se agrupa, parece una cola de caballo[6].

El Equisetum arvense se arrastra mucho con sus rizomas delgados y afelpados que se bifurcan libremente y dan lugar a tubérculos. Los tallos estériles, erguidos o postrados, tienen una altura de 10-90 cm y un diámetro de 3-5 mm, con segmentos articulados de unos 2-5 cm de longitud y verticilos de brotes laterales en las articulaciones de los segmentos; los brotes laterales tienen un diámetro de aproximadamente 1 mm. Algunos tallos pueden tener hasta 20 segmentos. Las ramas sólidas y simples son ascendentes o extendidas, con vainas que llevan dientes atenuados. Los tallos fértiles de color blanquecino son de textura suculenta, de 10-25 cm de altura y 3-5 mm de diámetro, con 4-8 verticilos de hojas escamosas de color marrón y un cono apical de esporas de color marrón. El cono mide 10-40 mm (0,39-1,57 in) de largo y 4-9 mm (0,16-0,35 in) de ancho.[2] Los tallos fértiles son típicamente precoces y aparecen a principios de la primavera.[7] Ha cambiado poco respecto a sus ancestros del periodo Carbonífero.

Cola de caballo de madera

Equisetum es un «fósil viviente», el único género vivo de toda la subclase Equisetidae, que durante más de 100 millones de años fue mucho más diversa y dominó el sotobosque de los bosques del Paleozoico tardío. Algunos equisétidos eran grandes árboles que alcanzaban los 30 m de altura[3] El género Calamites de la familia Calamitaceae, por ejemplo, es abundante en los depósitos de carbón del periodo Carbonífero. El patrón de espaciamiento de los nodos en las colas de caballo, en el que los que están hacia el ápice del brote están cada vez más juntos, inspiró a John Napier a inventar los logaritmos[4] Las colas de caballo modernas aparecieron por primera vez durante el periodo Jurásico.

Un género de plantas con flores superficialmente similar pero totalmente no relacionado, la cola de yegua (Hippuris), se denomina ocasionalmente «cola de caballo», y para aumentar la confusión, el nombre «cola de yegua» se aplica a veces a Equisetum[5].

Esta sección necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Equisetum» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (agosto de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Equisetum sylvaticum

Se cultiva mejor en suelos de medios a húmedos, a pleno sol o a media sombra. Sin embargo, tolera una gran variedad de suelos. Crece en aguas estancadas de hasta 10 cm. Se propaga formando grandes colonias en la naturaleza. Los propietarios suelen estar más interesados en aprender a erradicar esta planta del paisaje que en saber cómo cultivarla. Es una planta muy agresiva que, si no se frena preventivamente, se extenderá agresivamente mediante rizomas ramificados y rastreros. Una vez establecida, puede ser extremadamente difícil de eliminar cavando porque sus rizomas se extienden a lo ancho y a lo profundo, y cualquier pequeña sección de rizoma que quede puede hacer brotar una nueva planta. Considere la posibilidad de utilizar barreras en el suelo para restringir su crecimiento. En los jardines acuáticos o en los jardines de bañera, plantar en macetas en el fondo del agua para contener el crecimiento (tanto en altura como en extensión).

Jardines acuáticos. Jardines japoneses. Jardines de ciénaga. Periferia de arroyos o estanques. Buena planta para cubrir un lugar bajo y húmedo donde no crece nada más. Planta interesante para grandes contenedores de patio. Proporciona un fuerte acento vertical a cualquier plantación.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos