Remedios para infeccion estomacal

Remedios para infeccion estomacal

El estómago sigue doliendo después de la gripe estomacal

En la mayoría de los casos, las personas con gastroenteritis vírica mejoran por sí solas sin necesidad de tratamiento médico. Puede tratar la gastroenteritis vírica reponiendo los líquidos y electrolitos perdidos para evitar la deshidratación. En algunos casos, los medicamentos de venta libre pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Las investigaciones demuestran que seguir una dieta restringida no ayuda a tratar la gastroenteritis vírica. Cuando se tiene una gastroenteritis vírica, es posible que se vomite después de comer o que se pierda el apetito durante un breve periodo de tiempo. Cuando recupere el apetito, la mayoría de las veces podrá volver a comer su dieta normal, aunque siga teniendo diarrea. Encuentre consejos sobre qué comer cuando se tiene una gastroenteritis vírica.

Cuando se tiene gastroenteritis vírica, es necesario reponer los líquidos y electrolitos perdidos para prevenir la deshidratación o tratar la deshidratación leve. Debe beber mucho líquido. Si los vómitos son un problema, intente beber a sorbos pequeñas cantidades de líquidos claros.

Si su hijo tiene una gastroenteritis viral, debe darle una solución de rehidratación oral -como Pedialyte, Naturalyte, Infalyte y CeraLyte- según las indicaciones para reponer los líquidos y electrolitos perdidos. Las soluciones de rehidratación oral son líquidos que contienen glucosa y electrolitos. Hable con un médico sobre la posibilidad de administrar estas soluciones a su bebé. Los bebés deben tomar leche materna o de fórmula como de costumbre.

Remedios caseros indios para la infección de estómago

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Si alguna vez ha tenido una infección estomacal, sabe que puede ser una experiencia miserable. Tanto si se trata de una intoxicación alimentaria como de otro tipo de «gripe estomacal», una infección estomacal puede limitar la realización de sus actividades diarias.

Las infecciones estomacales víricas son las más comunes de los tres tipos y suelen ser lo que la gente entiende por «gripe estomacal». Varios tipos de virus pueden causar estas infecciones, en particular un grupo específico conocido como norovirus. Los norovirus son conocidos por causar enfermedades transmitidas por los alimentos debido a la facilidad con la que el virus puede propagarse a través de alimentos y agua contaminados.

Remedios caseros para la infección de estómago

La gastroenteritis, comúnmente conocida como gripe estomacal, es una inflamación del revestimiento intestinal que suele estar causada por una infección bacteriana o viral. Como el embarazo debilita el sistema inmunitario, las mujeres son más vulnerables a las infecciones y otras enfermedades durante esta fase.

La gripe estomacal suele estar causada por bacterias como la salmonela, la listeria y los virus que atacan el sistema gastrointestinal. La enfermedad se contrae a partir de agua contaminada o de alimentos elaborados en condiciones antihigiénicas o mal cocinados.

La gripe estomacal puede ser más difícil de identificar durante las primeras etapas del embarazo, cuando la mayoría de las mujeres sufren náuseas matutinas. Sin embargo, si los vómitos y las náuseas van acompañados de falta de apetito, calambres, fiebre o diarrea, es posible que esté sufriendo una gripe estomacal. Además, la gripe estomacal sólo dura unos días, mientras que las náuseas matutinas se mantienen hasta el segundo trimestre.

Estos síntomas parecen leves al principio, pero si no remiten ni siquiera después de dos días, debes consultar a un profesional sanitario. Este ayuda a tratar la afección de forma eficaz. La deshidratación puede ser muy grave durante el embarazo, ya sea causada por las náuseas matutinas o por una infección. Sea cual sea la causa, es importante acudir al médico si los síntomas son graves.

Síntomas de una infección estomacal

Muchos de nosotros conocemos el uso de la menta o el jengibre durante un resfriado o una infección respiratoria, pero sabemos menos sobre cómo hacer frente a un rotavirus, el temido bicho del estómago. Si bien no hay manera de detener este virus una vez que se arraiga, sí se pueden aliviar los síntomas.

Dos de mis hierbas favoritas para el malestar digestivo son la manzanilla y la melisa. Por suerte, ambas hacen un sabroso té. La manzanilla tiene un sabor suave y floral. La melisa es refrescante y cítrica; a muchos niños les gusta su sabor. Ambas hierbas tienen propiedades medicinales útiles para el malestar estomacal.

Dado que la deshidratación es una preocupación durante la gripe estomacal, tomar un té de manzanilla repondrá los líquidos. También calmará el tracto gastrointestinal. La manzanilla es antiinflamatoria y antiespasmódica. Ayudará con los calambres que acompañan a la diarrea dolorosa.

El té de bálsamo de limón es otra buena hierba para tomar durante y después de la fase aguda del rotavirus. Esta hierba se utiliza para una gran cantidad de problemas digestivos, en particular para aquellos con estómago nervioso y/o inquietud. La melisa comparte las propiedades antiespasmódicas de la manzanilla. Está indicada para los calambres y espasmos estomacales. El bálsamo de limón también es conocido por aligerar el estado de ánimo, perfecto para cuando nosotros (o nuestros hijos) estamos enfermos y malhumorados.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos