Pueblos con encanto en navarra

Pueblos con encanto en navarra

Olitetown en españa

Además de los contenidos históricos y artísticos, los guías oficiales de Destino Navarra te muestran el ambiente local de la ciudad. También comparten con usted curiosidades, costumbres y consejos (¡gastronomía incluida!) para aprovechar al máximo su estancia en Pamplona.La visita privada permite decidir, según los intereses del cliente, la ruta y los monumentos a visitar. Es un servicio de guía turístico personalizado, ideal para viajeros individuales, parejas o grupos reducidos.En la visita privada el viajero suele participar más activamente en el recorrido, con preguntas a las que el guía puede responder de forma más particular.

Acompáñenos a visitar los lugares más importantes de Pamplona para conocer la historia de Pamplona y el estilo de vida de sus gentes.Partiendo de «la ciudadela» nos adentraremos en la historia de Pamplona desde la época medieval hasta nuestros días.El Casco Viejo de Pamplona esconde muchos secretos que se pueden descubrir paseando por sus callejuelas empedradas. La catedral de Santa María y las murallas, ambas de origen medieval, le harán retroceder en el tiempo a épocas en las que los carros de caballos se mezclaban con los aldeanos y los aguadores.Además, estas calles y casas de piedra son testigos directos del encierro de cada año durante las fiestas de San Fermín. Descubra el recorrido desde la plaza del Ayuntamiento por la calle Estafeta hasta la plaza de toros, y siéntase como el visitante más ilustre que ha tenido esta ciudad y cuya estatua se encuentra cerca: Ernest Hemingway, la mejor manera de aprender todo lo que necesita saber de esta ciudad. El guía turístico tendrá tiempo para responder a todas sus preguntas.

Wikipedia

Pasear por las calles de los pueblos y ciudades de Navarra es una auténtica experiencia que nos sumergirá en su historia y cultura, nos acunará con los maravillosos paisajes que los rodean y nos permitirá conocer cada bello rincón de esta histórica tierra. Cuidadas villas medievales que aún conservan el señorío de tiempos pasados, típicos pueblos pirenaicos cuya bella estampa parece sacada de una postal, localidades que en cualquier caso nos invitan a conocerlas y visitarlas con calma, a dejarnos sorprender por sus encantos y a disfrutar y descubrir sus tradiciones y las costumbres de sus gentes.

No cabe duda de que nunca nos cansaremos de incluir localidades navarras en esta Ruta por los pueblos con encanto de Navarra, hecho que dificulta aún más la elección de cuál ha de formar parte ineludible del itinerario que cualquier persona ha de tener en cuenta a la hora de planificar su viaje o escapada a esta tierra. Castillos y fortalezas, santuarios e imponentes templos, regias montañas pobladas de espesos bosques que parecen auténticas selvas, en definitiva un sinfín de atractivos y tentadores motivos nos acompañarán a lo largo de nuestra ruta por Navarra. Un itinerario que es todo un viaje en el tiempo que, por ejemplo, nos pondrá por un instante en la piel de los peregrinos para visitar algunos de los pueblos por los que pasa el Camino de Santiago en las tres rutas que atraviesan Navarra, el Camino Francés, el Camino Baztanés y la versión aragonesa del Camino Francés por Aragón, el Camino Aragonés. Todos ellos lugares increíbles que pasarán a formar parte de nuestros más preciados recuerdos.

El país navarro

Navarra se encuentra en la zona de transición entre la España Verde y las zonas semiáridas del interior, por lo que sus paisajes varían mucho en la región. Su condición de zona de transición hace que el clima sea también muy variable, con veranos que mezclan los fríos y las olas de calor, e inviernos suaves por su latitud. Navarra es una de las comarcas históricas vascas: sus rasgos vascos son muy visibles en el norte, pero están prácticamente ausentes en la franja sur. El acontecimiento más conocido de Navarra es la fiesta anual de San Fermín que se celebra en Pamplona en julio.

El primer uso documentado de un nombre parecido a Navarra, Nafarroa o Naparroa es una referencia a los navarros, en la crónica de Eginhard de principios del siglo IX sobre las hazañas del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico[2] Otros Anales Reales Francos presentan nabarros. Se han propuesto dos etimologías para el nombre[2].

Antes y durante el Imperio Romano, los vascones poblaban la vertiente sur de los Pirineos, incluida la zona que acabaría convirtiéndose en Navarra. En el norte montañoso, los vascones escaparon a los asentamientos romanos a gran escala, excepto en algunas zonas costeras -por ejemplo, Oiasso (en la actual Gipuzkoa)- y en las zonas más llanas del sur, Calagurris (en la actual La Rioja), que se prestaban a la agricultura romana a gran escala: viñedos, olivos y cultivos de trigo. No hay constancia de batallas libradas ni de hostilidad general entre romanos y vascones, ya que tenían los mismos enemigos[3].

Pamplona

Los 200 kilómetros del Camino de Santiago que atraviesan Navarra están llenos de un enorme legado cultural y patrimonial para el disfrute del peregrino, una diversidad que hemos querido condensar en cinco localidades que no debe perderse si visita el Camino Francés.

Desde la época medieval en Estella se celebran semanalmente varios mercados tradicionales al aire libre, como el de abastos, en la Plaza de los Fueros o el de alimentos, en la Plaza de Santiago. Merece la pena dejarse caer por sus calles centenarias y disfrutar de su artesanía y sus tiendas.

Fundada por Alfonso I, lo más sorprendente de esta villa navarra es, sin duda, su puente románico, sobre el río Arga, quizá la construcción civil más popular del Camino de Santiago. El puente, mandado construir en el s. XI por una reina navarra cuya identidad no está muy clara, supuso un alivio para los peregrinos medievales, que podían cruzar el río Arga de forma más segura, sin tener que rodearlo y exponerse al pillaje y al saqueo.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos